Carpetas alteradas

Es maravillosa la transformación que sufre un objeto sencillo aplicando simplemente un papel decorado.

Ya lo pude comprobar cuando alteré mi cuaderno de notas y mi agenda.

Esta vez decidí alterar unas carpetas de cartón. Imprimí unos papeles a partir de los fondos que obtuve en mi curso de Creative Mindly (y de otros que tenía) y las forré.  Luego añadí algunas etiquetas escritas a mano y ¡listo!

¡Feliz día!

¿Y por qué “Scrap”?

Para el mes de marzo, el  equipo de Up & Scrap nos pide un reto  personal: que expliquemos que significa para nosotros el “scrapbook”.

Y por supuesto, acompañando nuestra explicación con fotos de algún proyecto.

¿Por qué hago “scrap”?

En primer lugar, me sirve para abstraerme de mi día a día, porque mientras realizo algún proyecto, no pienso en nada más que en lo que tengo delante. Y eso me relaja.

También porque es una manera original de volver a guardar los recuerdos, siempre asociados a las fotos.  Con tanta tecnología que nos esclaviza, hacemos muchas fotos a lo largo del día, las compartimos en las redes sociales y luego se quedan ocupando la memoria del teléfono, sin que las volvamos a mirar. Gracias a los libros de recortes, he empezado a hacer limpieza en mi memoria telefónica y a disfrutar de nuevo de las fotos en papel como antes. 😉

Y además, me ilusiona y me encanta sorprender con regalos hechos a mano que llevan un poco de mí.  Es reconfortante ver que a los demás les gusta lo que hago.

Entre ellos están los archivadores para el registro de embarazo.  En esta entrada podéis leer cómo se me ocurrió la idea.

Os dejo el paso a paso del último que realicé.

MATERIALES

1. Cartulinas, papeles decorados y cartón.

2. Adhesivos y tijeras y/o cizalla.

3. Regla, lápiz y rotuladores.

4. Tinta, sellos y embellecedores varios. (Alfabetos, perlas, lazos, ojales….)

PROCEDIMIENTO

 1. Corté dos cuadrados de cartulina negra de 30.5 x 30.5 y marqué 3 franjas de 1 cm por cada lado.  Luego corté cada uno en dos trozos de distintas medidas y doblé por las marcas en “zig-zag” para formar los bolsillos.  Después decoré cada uno y los pegué uno encima de otro, empezando por el más estrecho.

2. Corté un cartón que fuera tan ancho como los bolsillos y y algo más del doble de largo.  Marqué la distancia para las tapas, dejando unos centímetros en el centro a modo de lomo.  Forré por los dos lados, añadí los lazos para cerrarlo y pegué los bolsillos.

3. En el interior del bolsillo más grande coloqué un cuaderno para las ecografías.  Para ello corté varias hojas a 20 x 20 cm.

Como mis papeles decorados son por una cara, para darles más cuerpo corté folios blancos de la misma medida, los entinté y los pegué por detrás.

Hice dos secciones: “ecografías” y “por fin llegó”, diferenciadas con dos cartulinas rotuladas..  Para la primera sección preparé cinco hojas.  Por delante las decoré con la palabra “semana” y el número correspondiente sellado sobre cartulina y pegado sobre la hoja.  También puse un sello de una cámara para indicar donde pueden pegar las ecos.  Por detrás, utilizando una regla de letras, puse los datos más importantes de las mismas: día, hora y lugar.

Para la segunda sección, preparé otra hoja sellada por delante con un dibujo de cámara y por detrás puse los datos de la misma manera que antes: Nombre, talla, peso, fecha y hora.

Por último, encuaderné con restos de espirales que tenía por casa.

4. Para el resto de bolsillos, de mayor a menor preparé lo siguiente:
una hoja dónde apuntar las revisiones médicas, impresa directamente sobre un papel decorado y pegada sobre cartulina; una mini libreta para los pensamientos y sensaciones de cada mes y una etiqueta larga donde apuntar los distintos nombres que se les ocurran a los padres.

5. Para terminar, decoré el exterior del archivador y sujeté un bolígrafo en la parte interior del lomo de la carpeta. (En la foto no se ve porque la hice antes de ponerlo y luego ya no me acordé de repetirla)

¡Feliz día!

Archivador para registro durante el embarazo

Junio 2015

 

Al blog de “Manos y Tijeras”  llegué a través del blog de “Up&Scrap”,  al cual llegué desde la página de su tienda, un día comparando precios de materiales.

Me gustaron tanto sus trabajos que, aunque no me he suscrito, entro casi todos los días a ver si ha publicado algo nuevo.

La semana pasada estuve haciendo repaso a todas sus entradas, de las últimas a las primeras y me encantó la idea de la agenda de embarazo.  Y me encapriché de hacer una, ya que a una de mis compañeras le iba a venir bien.

Lo primero que hice fue buscar distintos modelos en los que inspirarme. De todos los que vi, aparte del de Susana de “Manos y tijeras”, me gustó mucho el de “My crazy little things”  Apunté los distintos apartados y busqué papeles para imprimir con temática de bebé.  Y después pensé que una agenda era una mala idea, ya que mi compañera iba ya por la mitad del período de gestación y se le iba a quedar casi vacía.

Así que pensé en el archivador de fuelle que ya me había llamado la atención del blog de “Manos y tijeras”.

Preparé cuatro bolsillos a distintas alturas y dentro de cada uno, introduje un apartado: en el más pequeño, dos etiquetas con espacio para escribir los distintos nombres de niño y niña; en el siguiente, una libreta pequeña dónde apuntar los pensamientos y sensaciones mes a mes; en el tercero, una tabla para apuntar las revisiones médicas (aquí que los padres decidan si quieren apuntar las revisiones durante el embarazo o después) y en el más grande, una especie de cuaderno donde pegar las ecografías y la foto del día del nacimiento.

Podéis ver el resultado final en el siguiente vídeo.  Como siempre, todo es mejorable.  Pero estoy muy contenta con el resultado, sobre todo porque a los destinatarios les ha gustado mucho.

¡Feliz día!

Retos

CAS(E) this Sketch Anita y su mundo Up & Scrap Locas por el scrap
A %d blogueros les gusta esto: