Herramienta de estampación casera y rápida

Noviembre 2016

¡Hola creativas y creativos!

Hace poco uno de los miembros de mi grupo de scrap, Mañoscraper@s, me descubrió a la grandísima artesana Jennifer Macguire, especializada en tarjetería. ¡Me encantan todas sus ideas!(Recomiendo ver sus proyectos.  No os preocupéis porque hable en inglés, los vídeos son clarísimos y no necesitan explicación)

Bien, pues en sus vídeos vi que utilizaba una herramienta genial para estampación precisa (y masiva) que me llamó la atención.

 A raíz de ver una parecida en el reto de noviembre de Up & Scrap, me puse a “cotillear” por si merecía la pena comprarla, porque me parece súper útil.  Y así llegué de casualidad a unos vídeos en youtube (en inglés) para fabricarte tu propia “stamping tool”…¡con una simple caja de CD o DVD!

Ya puestos, hice la búsqueda en español, y ¡sorpresa!, también había vídeo en español para crear tu propia herramienta de estampación precisa.  Es un poquico más largo y complicado, pero no mucho más e igual de práctico o incluso mejor.  Os dejo el vídeo a continuación.

Por cierto, que en cuanto pude busqué una caja vieja de CD y goma EVA para hacerme una y ¡estoy encantada!

Sólo puedo trabajar en una superficie máxima de 12×12 cm, pero para los “regalicos” de los intercambios, me viene estupendamente, porque estampas con varios sellos a la vez, lo que ahorra trabajo. Y si la tinta ya no empapa como al principio, puedes repetir sin miedo a que no coincida.

¡Feliz día!

Anuncios

Plantillas de estarcido: Experimento 3

Julio 2016

Ayer estaba esperando a que viniera mi chico para cenar y de repente se me encendió la bombilla: “¿Podré perforar el acetato con mis perforadoras?  Sería una buena plantilla de estarcido si lo consigo”

Y dicho y hecho, me puse a probar.  En menos de 20 minutos me hice cuatro plantillas de lo más resultonas.  Ahora sólo tengo que encontrar el momento para usarlas.

Podéis ver mi primer experimento (fallido) con plantillas aquí y el experimento 2, aquí.

MATERIALES

1. Perforadoras.  (Es importante que puedan perforar múltiples materiales además de papel: goma EVA, plástico, cuero fino, lámina fina de metal, cartón fino…)  (De todas las que tengo, las que mejor me han funcionado son las de la marca Barrilito)

2. Lámina transparente no muy gruesa. (De las de encuadernar.  Si están nuevas, mejor 😛 )

PROCESO

1. Cortamos un trozo de acetato/lámina transparente de ancho 1 cm mayor que el ancho del dibujo a perforar y de largo lo que queramos.

 En mi caso, como mis perforadoras son de 1,6 cm y lo quería doble, corté trozos de 4,5 cm x 10,5 cm

2. Perforamos por el borde.

 Es interesante que sean perforadoras con dibujos sin dirección, p.e. estrellas, flores, o círculos.

¡Más rápido y sencillo, imposible!

Como se puede observar, los dibujos con dirección, como las hojas de arce en mi caso, es preferible hacerlos en una sola línea para que al estampar no queden unas en una dirección y otras en otra.  Pero vamos, eso a gustos. 😀

¡Feliz día!

Carvado de sellos: Experimento 1

Julio 2015

Como muy bien dice Ire de “El taller de Ire”, para la técnica del carvado de sellos son imprescindibles la paciencia y por supuesto, la práctica. 🙄

Hace días que busco en las tiendas especializadas de “scrapbook” un sello en forma de cámara de fotos, para ponerlo en los espacios reservados para las fotografías de mis futuros proyectos.  Lo he visto ya en algún trabajo, como en este álbum de Raquel, de “Sweet Dreams of Scrap”, y la verdad es que me encanta el detalle.

Al no conseguir encontrar uno económico (éstos están siempre fuera de stock)pensé que quizá podría hacer uno yo misma.    Así que cuando “Youtube” “me recomendó” el curso de carvado de sellos de “El taller de Ire”, me decidí a verlo.  (Hacía tiempo que también me rondaba por la cabeza esta técnica)

Lo primero de todo, fue preparar los materiales. 😉

Después, seguí todos los pasos marcados en los vídeos: primero dibujar, después pasar el dibujo a la goma, finalmente, carvar con muuucha paciencia.

Hice tres intentos. 😎

El primero, fue totalmente desastroso, 😕  como podéis comprobar en la imagen que os dejo a continuación.  No sólo porque quise intentar el nivel 3 sin practicar el 1, (relieve en negativo), sino porque encima la goma que elegí no era la recomendada por Ire y se deshacía mucho.  Y que es difícil, aunque eso ya lo he dicho.

Para el segundo intento ya comprendí que las lineas tienen que ser gruesas y estar bastante separadas entre sí.  Me quedó un poco mejor, pero como también acabó en la basura, no tengo ni fotos.

En mi último intento, probé con una goma más grande, porque descubrí que las líneas tienen que estar bastante separadas también de los bordes de la misma.  También es importante lo de que la gubia sea de punta estrecha. (Para saber de que hablo, recomiendo ver el curso completo de carvado).  Este sello quedó utilizable, aunque como el resultado final no me convencía (no parecía una cámara de fotos), también lo deseché.

Por no destrozar más gomas en el mismo día, decidí que era hora de probar con goma EVA, sobre todo porque quería tener el sello.  Y ya que estaba en canción, hice alguno más utilizando las perforadoras que tengo.

El resultado no fue 100 % satisfactorio, pero hasta que tenga ganas y/o tiempo de volverlo a intentar, me sirve. 🙂

Estoy segura que volveré a intentarlo, pero cuando lo haga, sé que primero tengo que probar con imágenes simples y grandes, que será más fácil. 😀

¡Feliz día!

Plantillas de estarcido: Experimento 2

Como el primer experimento no me salió muy bien (ver aquí), me quedé con las ganas de volver a intentarlo y lo cierto es que esta vez he conseguido resultados un poco más satisfactorios.

 

MATERIALES

1. Impresiones de diseños de plantillas.

2. Lámina transparente. (De las de encuadernar.  Si están nuevas, mejor 😛 )  (En la foto se ve un sobre de papel vegetal, porque iba a probar también con ese tipo de papel, pero al sacarlo comprendí que era demasiado fino y ya ni lo intenté)

3. Cristal (yo lo saqué de un marco de fotos de esos baratos) y cinta de carrocero.

4. Pirograbador y punta de pirograbador, lo más fina posible.  Trapo de algodón húmedo para ir limpiando la punta.

 

PROCESO

1.Sujetamos el cristal (base) con cinta de carrocero sobre el modelo que queramos copiar.  Sujetamos la lámina transparente sobre el cristal.

 

 

2. Repasamos con cuidado las líneas de los dibujos. (Si tenéis una base pequeña como me ocurría a mí, tendréis que ir moviendo la lámina y el cristal por la superficie del dibujo para copiarlo entero.  Importante hacer que coincidan las líneas que ya tenemos, aunque eso se supone, ¿no?)

 

A la hora de utilizarlas, aseguraos de que el lado más suave lo tenéis hacia arriba, para que se enganchen lo menos posible vuestros aplicadores, porque si tenéis mal pulso como yo, las líneas no quedan lisas.

Y si sois buenos artistas, ¡dejad volar a la imaginación a la hora de hacer trazos!

¡Feliz día!

Organizador de papeles casero

Lo bueno de las tiendas especializadas como “Mi Tienda de Arte” o “Up&Scrap“, es que cuando haces un pedido de papel, te lo suelen enviar en cajas cuadradas un poco más grandes que el propio papel.

¿Y eso por qué es bueno?  Porque es difícil encontrar organizadores o carpetas dónde quepan papeles de 30.5 x 30.5 cm.

Por eso, con mi último pedido, pensé que sería una gran idea construir un organizador de papeles de scrap personalizado y con separadores.

¿Empezamos?

 

MATERIALES

1. Una caja cuadrada de al menos 32 x 32 cm, o en su defecto, cartón. (En el caso de no tener una caja adecuada, la única diferencia es que habrá que tomar medidas)

2. Cútter, tijeras, precinto transparente u otro adhesivo, cola blanca.

3. Bolígrafo, regla, recipiente con agua, brocha.

4. Papeles decorados.

 

PROCESO

 

1. Cortamos las solapas interiores y sobrantes de la caja. (Después de terminar el organizador, creo que igual es mejor dejarlas para darle fuerza a las paredes).  Colocamos la caja en vertical y por la parte estrecha, cortamos los lados superior y un lateral.

(Si se os desmonta la caja, es normal.  Sólo hay que tener claro que paredes son las que queremos)

En el caso de no tener una caja cuadrada, cortaremos el cartón para obtener las piezas: dos cuadrados de al menos 32 x 32 cm y dos rectángulos de 32 x 12 cm.  (La anchura en mi caso es 12 cm porque era el tamaño de la caja)

2. Cortamos un triángulo en la esquina superior de lo que serán las paredes, para darle forma de archivador.

Reforzamos y sujetamos bien con celo ancho o con adhesivo todas las aristas de la caja, para que no se nos abra más adelante.

3. Cubrimos con una capa de papel maché.  Para eso mezclamos la cola blanca con agua a partes iguales y aplicamos con la brocha sobre la caja mientras vamos poniendo tiras de papel. Cada tira también hay que cubrirla con brochazos de la mezcla.

(En mi caso particular, tenía la cola seca, pero lo suficientemente blanda como para intentar recuperarla.  Eché agua en un recipiente y luego la cola hasta que se diluyó, pero la mezcla quedó demasiado líquida y el cartón se deformó mucho por el exceso de agua.

Afortunadamente sólo había aplicado la técnica del papel maché por un lado, así que despegué todo el lateral y lo repetí con las solapas que había cortado al principio.  

La segunda vez, lo hice al revés. Eché la cola y fui aguando muy poco a poco hasta que me quedó una mezcla con la consistencia de una mayonesa algo líquida.  La apliqué sobre la caja y usé papeles decorados porque con el papel de cocina que había aplicado la primera vez, quedaba muy arrugado.)

Conforme se vaya secando, se aplica otra capa sólo de cola y agua.

 

4. Cuando esté seco del todo, decoramos con más papel y reforzamos con forro adhesivo.  Es importante hacerlo despacio para evitar burbujas. (Si se ha extendido bien la mezcla de cola y agua, en menos de una hora estará listo para decorar)

Por dentro también podéis hacer lo mismo.  Yo sólo le di con una capa de pintura acrílica blanca para tapar las imperfecciones.

(En mi caso, usé papeles decorados para la capa de papel maché porque creí que al secarse la cola, quedaría transparente.  Pero en realidad quedó con un efecto envejecido blanquecino. Por eso lo forré con más papel decorado.)

 

5. Medimos bien la parte interior de la caja para saber cuánto espacio necesitaremos para los separadores.  Es importante ser preciso para que luego encajen bien.

Una vez medido, cortamos tiras con los sobrantes de cartón, que serán la base de nuestros separadores.  La medida de ancho la haremos a nuestro gusto, sin superar la medida total interna y teniendo en cuenta el grosor de los laterales que pondremos para dar forma.

Para estos laterales cortamos dos trozos de cartón de la altura que deseemos y los pegamos uno a cada lado de las tiras.

(En la foto se ve la caja todavía sin forrar. Es porque al principio iba a hacer los separadores antes de reforzar el cartón con el papel maché.  Pero es mejor hacerlo después, porque aunque no esté muy líquida la mezcla de cola y agua, siempre se deforma un poco el cartón, así que las medidas pueden variar)

6. Decoramos los separadores con papeles y pegamos un tirador para que sea más cómodo de sacar.  Hay que usar un adhesivo fuerte para que el tirador aguante el peso que pongamos y la fuerza que hagamos.

(Como ya he dicho, las paredes del organizador se comban un poco con la mezcla de cola y agua, así que el último separador lo hice en forma triangular para poder encajarlo bien, ya que por el fondo se había inclinado hacia dentro.)

6. ¡Ya podemos llenarlo con nuestros papeles!

 

¿Os gusta?

Yo estoy encantada.  El tiempo me dirá si es práctico, pero me ha hecho muchísima ilusión hacerlo. Y de momento, me sirve, porque no tengo muchos papeles.

¡Feliz día!

Anteriores Entradas antiguas

Retos

CAS(E) this Sketch Anita y su mundo Up & Scrap Locas por el scrap
A %d blogueros les gusta esto: